Sobre como NO trabajamos la autoconfianza

Posted 22 noviembre By XiomaraIn Amor y relaciones, Otros que no sé dónde meter, Relación con una misma, Sexo0 comments

Mini post con anécdota intercalada

Mientras escribía este post estaba sentada en la terraza de un bar de Pontevedra dispuesta a escribir sobre los mensajes "bastante estúpidos" que nos hacen creer las revistas de moda. Pero de repente me percaté de que a mi lado se sentaba una pareja que seguramente se acababa de conocer, imagino que por Tinder (o algún sucedáneo). La situación que se planteó me hizo derivar el rumbo del tema sobre el que escribía para prestarles un poquito de atención (sí, fui un poquito cotilla, pero era una situación digna de ser presenciada) y reflexionar sobre cómo NO trabajamos la autoconfianza y cómo buscamos respuestas donde sabemos que no las vamos a encontrar.

xiomara-header

¡Tengo algo para ti!

CONSIGUE LA CONTRASEÑA PARA ACCEDER A MIS TEXTOS Y RECURSOS PRIVADOSCero consejos, solo experiencias de las que podrás extraer tus propias reflexiones.

 

Las revistas para mujeres. Las primeras páginas son publicidad.

Concretamente al escribir esto estoy en Pontevedra por trabajo, he venido el fin de semana a un festival de cine y aprovechando me he quedado para visitar la zona.

Me estoy tomando una cerveza en una plaza de la zona vieja de Pontevedra. Bueno, quizás lleve alguna más. Tengo unas vistas super bonitas a la plaza. Hay edificios antiguos y un monasterio majestuoso. Al pedir en el restaurante he visto que tenían en un revistero la revista “para mujeres” BAZAR y la he cogido para matar un poco el tiempo, porque soy una mujer, nunca cogería una de coches, claro.

En portada: “Ashley Graham revoluciona la moda”. Ashley Graham es una gorda que debe ser lo más ahora en el mundo de la moda.

Subtítulo: “Siempre fabulosa”. 

Para empezar, me parecería bien esta última afirmación de “siempre fabulosa” si estar fabulosa, en este contexto, no implicara hacer un esfuerzo en contra de tu persona para cumplir con unos estándares que son impuestos por personas a las que no les importa lo más mínimo tu felicidad y bienestar.

Bien, seguimos, las primeras páginas como casi todo el resto de la revista son de publicidad. Prada, Chanel, Louis Vuitton Yves Saint Laurent, Carolina Herrera, Dolce and Gabbana. Te suenan no?

¡Ahí estaba! Por fin el “artículo” esperado después de páginas y páginas de publicidad.

(Creo que tengo sentados en la mesa de al lado a una pareja que acaba de conocerse por Tinder. Una chica y un chico. Tienen entre 30 y 40 años. No son los típicos que los ves y piensas “menuda pareja de guapos”, son una mujer y un hombre de apariencia normal, para algunos serán guapos, para otros feos pero haciendo una media en las opiniones (media que me saco de la manga, sí) diría que son normales, del montón. Ni pijos ni hippies, sin mucho “rollo” por decirlo de alguna manera. Como el común de los españoles de estas edades vaya. Un hombre y una mujer de entre 30 y 40 años, normales.

Me atrevería a decir que no tienen ningún futuro. – ¿Te gusta el teatro? – pregunta ella mientras él rebusca unas monedillas. – ¿Y la música? ¿Te gusta la música? –  insiste ella.)

Vale, seguimos con lo que estábamos. En la primera página que no es de publicidad (y que tampoco puede llamarse artículo, la verdad) hay cuatro afirmaciones en grande, así todo como muy de diseño minimalista, cuatro cuadros que abarcan toda la página con un mensaje en cada uno.

(- A mí me encanta el café. No me encanta mi hija en este momento (sí, dijo eso, de verdad) aunque generalmente la adoro pero en este momento… –  sigue ella)

Vamos de una vez con los mensajes super esclarecedores del “artículo” de la revista mara mujeres.

  1. “8 de cada 10 mujeres creen que su talento no está suficientemente reconocido.”
  2. “7 de cada 10 cree que no viven en sintonía.”
  3. “Casi la totalidad de las mujeres españolas afirman que estar bien con ellas mismas es imprescindible para poder desarrollar su talento.”
  4. Y ahora atención: “consejos para desarrollar el talento”:
    • Estar en sintonía/equilibrio cuerpo-mente.
    • Trabajar la autoconfianza.
    • Aprender a delegar y a negociar.

(- Eres muy divertido por Whatsapp. – (En serio? Por Whatsapp?) Le dice ella a él después de estar casi dos minutos de reloj callados. Él le sonríe de manera forzada mientras quita el papel del botellín de cerveza y ella sigue con su intento por seguir picando el hielo que parece no querer romperse. –  ¿Tú nunca te quitas la cazadora? Ya sé que aquí hace frío pero antes hemos estado dentro y tampoco te las has quitado…)

En fin, yo sigo a lo mío.

Ah no, espera! Que lo tuyo es lo mío y lo mío es esto.

 

Me estaba resultando taaan absurdo y desconcertante. Sinceramente, rozaba lo patético aunque no me guste esa palabra y me suene muy fea pero… Esas dos personas que tenía delante seguramente acabarán acostándose esta noche aunque alcen la vista e intenten intercalar una frase de vez en cuando entre mirara y mirada a sus bebidas con una cara de “¿qué hago yo aquí?/¿qué hago para evitar esta tensión?”. Lo mejor de todo y lo que es digno de estudio es la percepción que ellos han tenido de esta cita. Mañana seguramente les cuenten a sus colegas que se lo han pasado genial (polvazo).

Seguramente esta chica esté en este momento en una sintonía absoluta cuerpo-mente-alma y todo lo demás que pueda tener en sintonía y puede que esta sea su forma de trabajar la autoconfianza. En fin, espero que por lo menos hagan ejercicio y liberen esta noche esas endorfinas mágicas de las que hablan por ahí.Firma Xiomara YO A LO TUYO

 

 

Si te gusta lo que lees haz que llegue a más gente

No Comments (0)

Leave a Comment

Más textos para reflexionar.

Scroll Up
 Previous  All works Next